Esunmomento.es - Artículos sobre Literatura, Historia, Pensamiento, Arte, Pedagogía, Ciencia,...

esunmomento.es

Estás en... Nombres

Laureados en la posición de Kudia Tahar

 

Combates en la posición de Gorgues-Kudia Tahar-Nator-Ben Karrich

 

El cabecilla rifeño Abd el Krim el Jatabi, sabía que las tropas españolas iban a ocupar el territorio que él había prometido inviolable a sus harkas, pero aunque no la fecha exacta suponía, y con razón, que la zona elegida sería Alhucemas. Dada la premura de tiempo, decidió tomar la iniciativa atacando el frente occidental del Protectorado español, correspondiente a la Comandancia de Ceuta y con capital en Tetuán. La clave en el dispositivo defensivo de Tetuán era la posición de Kudia Tahar. Al frente de la ofensiva designó a Ahmed ben Mohammed el Hormari, conocido por los españoles como El Heriro (o Jeriro), jefe de la cabila de los Beni Hozmar, muy reforzada artillería y ametralladoras: un total de tres mil guerreros con ocho cañones de 75 mm y una pieza de 105 mm.

    La línea defensiva española se ubicaba en la cadena montañosa del Gorges, guarnecida por cuatrocientos soldados, equivalente a un batallón, pertenecientes al Regimiento del Infante n.º 5, con una batería de montaña de 7 cm; comprendiendo las posiciones de Gorgues-Kudia Tahar-Nator-Ben Karrich. El pilar del sistema defensivo era la posición de Kudia Tahar, a modo de espolón en la línea defensiva, con forma pentagonal rodeada por un murete de piedra de 1'60 metros albergando siete tiendas cónicas. La aguada de la posición se situaba a dos kilómetros, en el aduar de Dar Gassi.

    Al amanecer del 3 de septiembre de 1925, una vez cortado el suministro de agua a Kudia Tahar, El Heriro bombardeó la posición. El fuego rifeño había destruyó esta jornada tres de las piezas artilleras, incendiado las lonas de las tiendas y causado cincuenta y nueve bajas. En auxilio de la guarnición fueron enviados desde Tetuán, viendo el destrozo, a ciento treinta hombres que con ímprobo esfuerzo lograron entrar en Kudia Tahar.

    El puesto de Nator 3, en el sistema defensivo, separado trescientos metros, resistía a duras penas con sus veintiún soldados al mando del sargento Azcoz.

    El día 4 sólo respondía al ataque rifeño el cañón del teniente Fuentes Pila, hasta que los impactos de contrabatería mataron al teniente y sus artilleros e inutilizaron la pieza.

    Desde Ben Karrich, en un extremo de la línea defensiva, partió en socorro de Kudia Tahar una columna de seiscientos efectivos al mando del teniente coronel Hernández Francés, que no pudo atravesar las líneas enemigas.

    El día 5 aterrizaron en el aeródromo de Río Martín dieciséis Breguet XIX procedentes de Nador, en la Comandancia de Melilla. Estos aviones realizaron un total de 211 misiones en una semana, lanzando 428 sacos de provisiones sobre Kudia Tahar y 552 bombas sobre las concentraciones enemigas.

    Cuando se consolidó la cabeza de playa tras el desembarco de Alhucemas iniciado el 7 de septiembre, el general José Sanjurjo, a las órdenes del general en jefe Miguel Primo de Rivera, retiró del frente dos banderas del tercio y un tabor de Regulares, con la misión de liberar Kudia Tahar y acabar con la amenaza rifeña. El día 10 llegaron allí estos efectivos. Tres columnas actuaron coordinadas el día 12 para romper el cerco, apoyadas por treinta y seis piezas artilleras; el combate más duro se produjo en el bosquecillo de Dar Gassi, lugar de la aguada, protagonizado por los legionarios y los regulares. Por fin pudo derrotarse a El Heriro y de esta manera hacer fracasar el plan de Abd el Krim.  

 

 

Laureados en los combates de Kudia Tahar y Nator

 

Mariano Azcoz Cabañero

Sargento del Regimiento del Infante n.º 5. Cruz Laureada de San Fernando por la defensa del blocao Nator n.º 3, del 3 al 5 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

La línea defensiva de Gorgues-Kudia Tahar-Nator-Ben Karrich fue atacada el 3 de septiembre de 1925. En el blocao Nator n.º 3, situado en el sector Vázquez-Nator, estaban de guarnición el sargento Azcoz Cabañero con cinco cabos y diecisiete soldados cuando en la madrugada se produjo un intenso fuego de fusilería por numeroso enemigo. Rechazado este primer ataque, horas después actuó la artillería contra el blocao obligando al desalojo del recinto, que ordenó el sargento Azcoz, disponiendo su tropa fuera de la alambrada, expuesta pero resistente. Ya de noche regresó la guarnición al interior dedicándose a reparar los muchos daños. Al amanecer del día 4 el enemigo reanudó el ataque aún con mayor intensidad. Decididos los defensores a sostener la posición, dada la escasez de municiones y las bajas, se solicitaron refuerzos de la posición Nator principal, que envió nueve hombres. Transcurrió este día y la noche con ataques continuos. El sargento Azcoz había resultado herido en la mano derecha, pierna y costado derechos, por disparo de fusil y cascos de metralla. El día 5 prosiguió la acometida de los moros con fusil y cañón, aunque volvieron a rechazarlos los defensores utilizando las granadas de mano. Hasta que agotadas las municiones, con once muertos y nueve heridos, entre ellos el sargento Azcoz, que había sufrido nuevas heridas en distintas partes del cuerpo, en el pómulo y ojo izquierdo, con pérdida de la visión, pudo el enemigo acercarse y quitar la alambrada; lo que impedía la defensa en condiciones mínimas. De tal manera que el sargento Azcoz ordenó la evacuación, siendo el último en abandonar la posición a la vista del enemigo que siguió disparando. Pudieron refugiarse en un blocao próximo.

Mariano Azcoz Cabañero nació en la localidad turolense de Barrachina el año 1898. Recibió la Cruz de Plata del Mérito Militar en 1926 por su destacada actuación en la Zona del Protectorado durante los muchos años en que allí estuvo destinado.

 

Francisco García Escámez e Iniesta

Comandante del Tercio de Voluntarios de la Legión. Cruz Laureada de San Fernando en los combates por la liberación de Kudia Tahar el 12 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

Al frente de la 3.ª Bandera del Tercio y otras fuerzas de la columna organizada para liberar la sitiada posición de Kudia Tahar, con el enemigo firmemente atrincherado en el barranco de Skin, acceso natural a Kudia Tahar, y las posiciones inmediatas al poblado de Dar Gassi, se produjo allí un duro enfrentamiento que retuvo a la columna en su avance e impedía la retirada de bajas. El comandante García Escámez era quien mandaba las fuerzas frente a Dar Gassi. Ante la gravedad de la situación que atenazaba a la columna pidió voluntarios, sumando veinticinco con él a la cabeza, para asaltar dicho poblado. El ímpetu del ataque, culminado exitosamente, animó al resto de la columna para obrar asimismo, logrando romper definitivamente la línea de asedio y poniendo en fuga a un enemigo tremendamente castigado en ese combate.

Francisco García Escámez nació en Cádiz el año 1893. El 16 de noviembre de 1936 le fue concedida la Medalla Militar Individual por su destacada participación en la toma de los puertos de montaña de Somosierra y Navacerrada: "Por su constante actividad y acertada dirección en las operaciones realizadas en el sector de Somosierra y Sigüenza, mandando una columna compuesta por más de 8.000 hombres. En el primero, debido a su inteligente intervención al principio de la campaña, se restableció la situación en Los Cerezos, y ello dio lugar a la posesión del puerto de Somosierra, con escasas fuerzas, consolidando después ese importante sector con la ocupación de posiciones en ambos flancos, mediante acertadas operaciones planeadas y ejecutadas bajo su dirección. Respecto al sector de Sigüenza, no es preciso resaltar el éxito obtenido con la ocupación de esta plaza y pueblos de su zona durante el tiempo en que ejerció el mando accidentalmente, mediante hábiles operaciones realizadas con un conjunto de fuerzas muy reducido en relación con la importancia de los objetivos obtenidos".

 

José Gómez Zaracíbar

Capitán del Regimiento del Infante n.º 5. Cruz Laureada de San Fernando por la defensa de la posición de Kudia Tahar, del 3 al 5 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

La madrugada del 3 de septiembre de 1925 los rifeños asediaron la posición de Kudia Tahar; y al amanecer de este día rompieron fuego atacante de fusil y cañón. El capitán Gómez Zaracíbar ordenó la defensa de la posición y el desalojo del depósito de municiones por el riesgo inminente de su explosión. Entrada la mañana, el enemigo se lanzó al ataque consiguiendo llegar a la zona alambrada de la posición, siendo rechazado pese a la destrucción del parapeto y el incendio de las tiendas causado por la artillería. Hubo nuevas tentativas de expugnar la posición que igualmente fueron resueltas en favor de los defensores. Durante la noche y el día siguiente al completo, 4 de septiembre, la hostilidad se mantuvo intensamente. Los defensores perdieron las reservas de agua y víveres esta jornada, y el número de bajas creció grandemente al no poder ser evacuados los heridos, ya que habían sido cortadas las comunicaciones, y el acierto del fuego dirigido contra la posición. La guarnición en pie se mantuvo constantemente en la trinchera afianzando como podía la defensa. La tarde del día 5 de septiembre un proyectil segó la vida del capitán Gómez Zaracíbar cuando recorría, por enésima animosa vez cuan largo era, la trinchera exterior de la posición donde había organizado la muy efectiva resistencia.

José Gómez Zaracíbar nació en Tarragona en 1886. El 20 de octubre de 1925 le fue concedida la Medalla Militar Individual: "Como recompensa ejemplar e inmediata al valeroso y distinguido comportamiento que observara en la defensa de la posición de Kudia Tahar".

 

José Martínez Anglada

Teniente del Tercio de Voluntarios de la Legión. Cruz Laureada de San Fernando en los combates por la liberación de Kudia Tahar el 12 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

Al mando de la 4.ª Compañía de la 2.ª Bandera, integrada en la columna de socorro a la sitiada posición de Kudia Tahar, el teniente Martínez Anglada recibió la orden de apoyar a las fuerzas que ocupaban una casa del aduar de Dar Gassi, batida por el enemigo desde otras viviendas del poblado y con numerosas bajas entre los defensores. Para aliviar la presión del fuego enemigo, el mando de la columna decidió pedir voluntarios para el asalto y desalojo de una vivienda con parapeto que causaba gran daño a los batidos. El teniente Martínez Anglada fue el primer voluntario presentado, y con él veinte legionarios de la 2.ª y 3.ª Banderas animados por su brillante oratoria y su ejemplo al encabezar el grupo pistola en mano. Procedieron al asalto superando las tapias y los parapetos hasta entablar combate cuerpo a cuerpo, siempre al frente Martínez Anglada que luchó con cuatro moros, matando a uno e hiriendo de gravedad a tres. Continuaron el avance por el resto del poblado enfrentados a un número superior de enemigos parapetados en trincheras y alambradas en un terreno accidentado y abundante de vegetación, propicio para evitar el asalto. Llegado un refuerzo, el grupo legionario consiguió poner en fuga a un enemigo quebrantado y dominar por completo el poblado; lo que posibilitó la llegada del socorro a Kudia Tahar al día siguiente.

José Martínez Anglada nació en Valladolid en 1903.

 

Bartolomé Muntané Cirici

Teniente del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Ceuta n.º 3. Cruz Laureada de San Fernando en los combates durante la conducción de un convoy de agua a Kudia Tahar y regreso, del 7 al 13 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

Para romper el cerco a la posición de Kudia Tahar, cuya guarnición soportaba un duro asedio enemigo desde el 3 de septiembre, y suministrar agua y municiones a la misma, fue organizado un grupo de asalto, compuesto por cincuenta soldados indígenas voluntarios dirigidos por un oficial español, que debería atravesar las líneas enemigas ofreciendo auxilio a los sitiados. El teniente Muntané Cirici se presentó voluntario, aun juzgando poco menos que imposible la misión. Con su acierto y valor, sumado al entusiasmo de por sí en los voluntarios e incrementado por su hábil mando, el grupo consiguió llegar a la posición sin bajas en la madrugada del día 8. Una vez efectuado el cometido y ya en camino a reincorporarse a la columna que proseguía su avance hacia Kudia Tahar, el enemigo descubrió al grupo y lo obligó a refugiarse en la cercana posición de Tienda Fortificada, donde sufrieron fuego de cañón y fusil, varias bajas y el destrozo de las instalaciones; por ello tuvieron que escapar de noche y situarse al amparo de unas peñas hasta reiniciar la marcha. Pero volvieron a ser descubiertos y atacados en campo abierto, entablando combate hasta que, forzados a retroceder, dieron en parapetarse en otras peñas. Allí se atrincheraron dos largas jornadas de fuego incesante. Al anochecer del segundo día, prestos a continuar la marcha hacia la columna que castigaba al enemigo, salieron de la improvisada protección y pudieron llegar a Tuab donde fueron atendidos los heridos y las necesidades perentorias de los supervivientes; luego siguieron hasta Gorgues para incorporarse a la columna en avance.

Bartolomé Muntané Cirici nació en la barcelonesa localidad de Igualada el año 1899.

 

Antonio Nombela Tomasich

Teniente de Infantería del Servicio de Aviación. Cruz Laureada de San Fernando por el aprovisionamiento de Kudia Tahar y bombardeo del cerco enemigo, el 9 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

El teniente Nombela Tomasich efectuaba misiones de observación con el sesquiplano Breguet n.º 12, pilotado por el capitán Gallego. Recibida la orden de aprovisionar la sitiada posición de Kudia Tahart y bombardeo del cerco enemigo el día 9 de septiembre, fue llevada a cabo en condiciones extremas por los ataques desde tierra y la climatología adversa. En una de las pasadas a baja altura, apenas una docena de metros, para mejor aprovisionar a los sitiados con la certera descarga de hielo y material sanitario, le alcanzó una bala que le atravesó la columna vertebral y gran destrozo en el hueso sacro y el paquete nervioso con momentánea pérdida de conocimiento; no obstante, segundos después, en parte recuperado, con la firme determinación de concluir satisfactoriamente la misión, mandó al piloto que prosiguieran su tarea hasta completar el abastecimiento aéreo de suministros y el lanzamiento de bombas sobre el enemigo. Al aterrizar en el aeródromo de Sania Ramel, el teniente Nombela estaba moribundo, pero sobrevivió tras diez meses hospitalizado.

Antonio Nombela Tomasich nació en Madrid el año 1900.

 

Miguel Rodrigo Martínez

Capitán del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla n.º 2. Cruz Laureada de San Fernando en los combates por la liberación de Kudia Tahar y bombardeo del cerco enemigo, el 12 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

En la columna del teniente coronel Amado Balmes que debía liberar la posición asediada de Kudia Tahar, figuraba la 3.º Compañía del 2.º Tabor que mandaba el capitán Rodrigo Martínez. El enemigo rifeño había dispuesto una línea de resistencia a lo largo del barranco de Izarduy y el poblado y bosque de Dar Gassi. El mismo día 11 en que se iniciaba el movimiento de la columna, el enemigo la atacó con fuego de artillería y fusil. El capitán Rodrigo se dirigió con dos secciones a ocupar el poblado de Dar Alka para proteger desde allí al resto de la columna. Al día siguiente se ordenó a la Compañía del capitán Rodrigo que, en aras a proseguir el avance, ocupara los montes a la izquierda del barranco de Izarduy; lo que pudo conseguir tras duros combates en terreno descubierto que concluyeron con un ataque a la bayoneta, por él encabezado, que logró arrollar al enemigo, ponerlo en fuga y alcanzar el poblado de Dar Gassi.

Miguel Rodrigo Martínez nació en Santa Clara, Cuba, el año 1895. En 1923 le fue concedida la Medalla Militar Individual "por su excepcional actuación en la operación efectuada el 23 de agosto de 1923 en territorio de la Comandancia General de Melilla, para levantar el asedio que el enemigo estableció en la población de Tifaruin". En 1936 ganó una segunda Medalla Militar Individual por su determinante participación en cuantas acciones le fueron encomendadas en los frentes de Toledo y Madrid. En 1937 recibió la Medalla de Sufrimientos por la Patria y por la campaña en Rusia, como coronel jefe de la Infantería Divisionaria y luego del Regimiento 269, la Cruz de Hierro de 1.ª clase.

 

Joaquín Fuentes Pila

Teniente de Artillería. Cruz Laureada de San Fernando por la defensa de la posición de Kudia Tahar el 3 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

Atacada precisamente la posición de Kudia Tahar por los cañones enemigos, fue requerida por el mando la movilización de artilleros en reserva para cubrir las bajas. El teniente Fuentes Pila acudió voluntario junto a un sargento, dos cabos y 21 artilleros de la Comandancia de Ceuta. Partió el grupo de artilleros desde la posición de Ben Karrich a las dieciséis horas del día 3, integrado en una columna de 100 hombres. Al llegar al collado de Vázquez tuvo que detenerse puesto que los rifeños, que habían cortado el camino y ocupado los blocaos, estaban allí parapetados. Conocida la noticia, la columna recibió la orden de repliegue; una orden que desoyó el teniente Fuentes Pila, empeñado en llegar a Kudia Tahar y sumarse a la resistencia de la guarnición. Con un valor temerario, él y sus hombres atravesaron el constante fuego de las líneas enemigas alcanzando la posición y en el acto disponiéndose a servir en la única pieza útil. Durante el resto del día estuvieron disparando para repeler el asalto rifeño, y la noche y la mañana siguiente la dedicaron a reparar los desperfectos causados en la pieza por la puntería enemiga; hasta que una nueva andanada segó la vida del teniente Fuentes Pila. No obstante, la posición se mantuvo.

Joaquín Fuentes Pila nació en Santander el año 1896. Asimismo, fue condecorado con la Medalla Militar Individual por esta acción en Kudia Tahar.

 

Ángel Sevillano Cousillas

Teniente de Ingenieros. Cruz Laureada de San Fernando por la defensa de la posición de Kudia Tahar del 3 al 13 de septiembre de 1925. Campañas de Marruecos.

A la muerte del jefe de la guarnición de Kudia Tahar, baluarte defensivo de Tetuán, capitán Gómez Zaracíbar, asumió el mando el teniente Sevillano Cousillas pese a las graves heridas que había sufrido los días 3 y 4. Imitó el ejemplo de su capitán, apareciendo en todos los lugares y exponiéndose al riesgo con elevado espíritu y eficacia en el servicio, dispensando valor y confianza a la tropa que se consumía de sed y hambre en un asedio agudizado por el fuego constante y la descomposición de los cadáveres. Con su arrojo personal, el teniente Sevillano Cousillas consiguió que la tropa soportara las penurias y peligros hasta la llegada de los refuerzos enviados por la Comandancia de Ceuta.

Ángel Sevillano Cousillas nació en la gaditana localidad de San Fernando el año 1897. Por esta acción en Kudia Tahar obtuvo la Medalla Militar Individual. En 1927 le fue concedida la Cruz de 1.ª clase de la Orden de María Cristina y en 1930 la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo.

 

 

Artículos complementarios

    El desembarco de Alhucemas

    Laureados en el desembarco de Alhucemas